Hemorragia es la salida más o menos copiosa de sangre de los vasos sanguíneos por rotura accidental o espontánea. Puede ser interna, cuando la sangre sale desde los vasos sanguíneos en el interior del cuerpo; o externa, a través de una ruptura de la piel.

Se le llama arterial al escape de sangre de una arteria reconocible, cuando es exterior, por el color rojo de la sangre y salida en forma de surtidor, con reforzamientos rítmicos con el latido cardiaco.

Se le llama venosa al escape de sangre de una vena reconocible, cuando es exterior, por el color rojo oscuro de la sangre, chorro continuo, si la vena es gruesa y detención de la hemorragia por la comprensión por encima o por debajo del punto de salida de la sangre.

Es Capilar cuando la salida de sangre es de los capilares.

La gravedad de una hemorragia depende fundamentalmente de la velocidad con que se pierde la sangre y el volumen de sangre perdido.


Ante una hemorragia de cualquier tipo, se debe actuar de la siguiente manera:

•Tratar de serenarse y tranquilizar al paciente.
•Colocar al paciente en posición horizontal con los miembros inferiores elevados.
•Buscar una hemorragia externa a veces oculta por la ropa.
•Arropar al paciente y evitar cualquier movimiento.
•Llamar a un servicio de ambulancias

 

 

Si la hemorragia es externa:

•Aplicar comprensión en el sitio que sangra.
•Si se controla el sangrado, colocar un vendaje compresivo.
•Si no se detiene, habrá que hacer compresión a distancia, en los siguientes puntos:
  -CUELLO: carótida
  -HOMBRO: retroclavicular
  -BRAZO: arteria humeral (cara interna del brazo)
  -MUSLO: arteria femoral (ingle)
  -PIERNA: arteria poplítea
•Aplastar siempre la arteria o vena contra el hueso lo más cerca posible de la herida.
•No aflojar el punto de compresión.
•Mantener al herido echado horizontalmente.
•El torniquete se utilizará en caso de miembros seccionados o aplastados, colocándolo por encima del codo o por encima de la rodilla. Debe permanecer a la vista, colocándole un rótulo indicando nombre, hora y minuto de colocación.

 

 

Si la hemorragia es interna:

•Vigilar al paciente para detectar signos de colapso como palidez, sed, ansiedad, frío, taquicardia.
•Tenderlo horizontalmente.
•Abrigarlo.
•Tranquilizarlo.
•Evacuarlo con urgencia.

 

 
Dr. Héctor Angulo Espinoza
Médico Cirujano