Es bien sabido que ha medida que evoluciona la diabetes se van afectando nuestros nervios y arterias. Sin embargo, no está de más volver sobre el tema para precisar la importancia del cuidado de los pies diabéticos.

Por un lado, dichas alteraciones en los nervios producen dolor (del tipo hormigueo, hincada, quemazón) y pérdida de la sensibilidad en nuestros miembros inferiores. Por otro lado, el daño que sufren nuestras arterias altera la circulación de la sangre, lo que a su vez dificulta la curación de las lesiones y heridas que se pueden producir en nuestros pies.

Es por ello que para evitar la aparición de heridas, insistimos en la importancia de mantener un buen control glicémico y una higiene adecuada de los pies. La higiene recomendada para sus pies incluye lo siguiente:

- Lavar diariamente con agua y jabón
- Secar bien, sin frotar y con una toalla suave
- Cortar las uñas en línea recta y limarlas
- Acudir al podólogo para retirar callos y uñas encarnadas
- Usar medias sin elástico en el borde, así como calzado cerrado y cómodo
- Acudir a su médico ante la presencia de heridas, secreción o cambio de coloración en sus pies

De esta manera, usted procurará el cuidado adecuado de sus pies y evitará complicaciones.

 

Dra. Clorinda Medina Viglienzoni
Médica Endocrinóloga