Los divertículos son pequeños sacos que sobresalen de la superficie externa del tubo digestivo.  Si se observan por la cara interna, se puede apreciar como pequeños agujeros en la pared.  Se pueden presentar en el esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso. La mayoría de divertículos se encuentran en el intestino grueso, llamado también colon.  

La pared del colon está compuesta por varias capas, los divertículos se producen por un debilitamiento de algunos pequeños segmentos de la capa externa.  Acuérdense de la pelota de fútbol de cuero que se le descocía un pequeño segmento y por ahí se salía el “blader”, ahora imagínense una pelota alargada en las cuales se ha salido el “blader” en varios segmento. Así es un divertículo, se abre un pequeño segmento de la capa externa del colon y parte de la capa interna se protruye hacia afuera.

Se cree que la principal causa de la formación de divertículos en el colon es la dieta pobre en fibra.  Esta dieta pobre en fibra, conlleva a tener mayores episodios de estreñimiento, lo que condiciona una mayor presión del interior del colon, empujando la pared interna del colon contra la pared externa.

La presencia de los divertículos aumenta con la edad, se encuentran en 5% de la población occidental en la 5ta década de la vida, incrementándose hasta 50% en la 9na década.  En la población Oriental y Africana se encuentra menos divertículos debido a la mayor cantidad de fibra en la dieta.

Los principales métodos para diagnosticar la presencia de divertículos son la colonoscopía y la radiografía contrastada de colon. También se puede hacer el diagnóstico con tomografía o resonancia magnética.

Los divertículos sin complicaciones generalmente no tienen mayor sintomatología, pueden pasar desapercibidos en toda su vida. Las complicaciones de los divertículos se pueden presentar hasta en un 20% de las personas que tienen divertículos. Los divertículos pueden sangrar, infectarse, inflamarse, formar fístulas.

El sangrado por divertículos de colon, es la causa más frecuente de sangrado digestivo bajo en personas mayores de 60 años. Se produce por una erosión de la boca del divertículo que coincide justo en el área por donde se encuentra un pequeño vaso sanguíneo. Un factor de riesgo para el sangrado por divertículos, es el consumo de antiinflamatorios no esteroideos (AINES). Los síntomas que se presenta generalmente son sangrado de color rojo vinoso por el recto.  El 80% de los pacientes con sangrado por divertículos tienen solo un episodio y un 5% tienen sangrados recurrentes que requieren de cirugía.

La infección de los divertículos, llamada diverticulitis, se produce porque existe una microruptura de la pared del divertículo y hay una pequeña salida de contenido colónico hacia fuera del colon, al peritoneo. Este contenido que sale del colon se infecta y se produce la diverticulitis. La diverticulitis se presenta mayormente en el colon descendente, donde se encuentran la mayor cantidad de divertículos. Los síntomas de la diverticulitis son generalmente dolor en la mitad inferior izquierda del abdomen, fiebre y puede producirse un pequeño sangrado en la evacuación. El tratamiento  consiste en tratamiento antibiótico amplio y en una menor proporción cirugía.

Cuando un divertículo se infecta, puede producirse una colección de pus. Esta colección de pus, raras veces, se puede buscar por donde drenarse y se abre paso hacia la piel o hacia la vejiga, drenándose hacia estos órganos, estableciendo un camino entre el colon y estos.  Esto se llama fístula.  La fístula puede tratarse con antibióticos, pero generalmente el tratamiento termina siendo quirúrgico.

Las paredes internas del colon, en los segmentos donde se encuentra una mayor cantidad de divertículos, pueden tener una pequeña inflamación y edema.  Este cuadro se conoce como colitis diverticular. Todavía no está claro por qué se produce, pero se cree que por la presencia de múltiples divertículos, la motilidad del colon está disminuida en este segmento, produciéndose un sobrecrecimiento bacteriano.  Este sobrecrecimiento bacteriano sería la causa de esta inflamación.  El síntoma principal es dolor, a veces acompañado de diarrea ocasional o estreñimiento.

 

Dr. Max Yoza Yoshidaira
Médico Gastroenterólogo